martes, 4 de marzo de 2008

Mano de obra: Los señores del tiempo

Hay dos tipos de señores/as del tiempo, los serios, y los cachondos.

Los serios son los que intentan demostrar, continuamente, que tienen un título universitario.
Y es que seguro que no es fácil, que les ha costado mucho esfuerzo, y tienen que estudiar las nubes, las corrientes, las danzas de la lluvia y todo eso, pero luego ¿para qué? ¿Para hablar de supuestos?, ¿para estar en un sinvivir hasta que caen las primeras gotas?, ¿para que una y otra vez recuerden a su madre (o se acuerden de ella), un montón de parásitos de la meteorología, que OTRA VEZ su hijo no ha dado ni una?

Y sí, casi todos somos parásitos de la metereología, ¿que no?
Podemos llegar a conectamos 500 veces al día, para comprobar las predicciones del tiempo del "finde" que queremos pasar en la playa, no con la esperanza de conocer la predicción más precisa, sino con el ansia de ver un sol. En cuanto veamos un solecito, aunque quede 1 mes para el viaje de la playa (no volveremos a consultarlo por si acaso…), ya podemos hacer planes, total, la culpa luego será del hombre del tiempo...

Y si sale bien y hay solecito, entonces creemos en la magia, en la divinidad, en la suerte, en el concejo de Valencia, etc, claro, que como llueva… entonces chiringuito (lleno de agua), tras chiringuito no pararás de oír aquello de "Si el DEL TIEMPO dijo que iba a hacer un sol de la leche", y tú, conociendo que ese señor/a tiene madre (aunque sea lavable) intentas razonar: "Sí, señora, pero en la predicción del mes pasado, que hace un rato pronosticaban lluvias", "Claro, como ya tenía el chaparrón encima, el muy @#asda"

Y eso si el tío va de serio por la vida, claro, intentando demostrar su profesionalidad. De unos años a esta parte, y debido a que el HOMBRE DEL TIEMPO no aguanta en antena más de dos telediarios (menos Maldonado, al que admiro, aunque sobretodo admiro a su madre), ha surgido la imagen del tío del tiempo gracioso o carismático. Ahí podemos encontrar desde graciosos, a guapetones/as, que después de dar el tiempo dedican su vida a algo más (véase Reality shows, programas de tarde para señoras, striptease, etc). Éstos seguramente pertenecían a la tuna y en sus ratos libres lanzaban monólogos de la Paramount. Para ellos chapó!, es complicado llevar un espacio televisivo de este tipo y no encasillarse. Si la información no es del gusto del espectador, al menos se echará unas risas, se alegrará la vista o le votará para las elecciones municipales, es más, creo que si proliferara este tipo de personajes, las conversaciones de chiringuito cambiarán:
Señora: “Uy, pues no decía esa chiquita tan salá de la tele que iba a hacer sol, jeje, pues voy como una sopa”
Señora2: “Si hija, pero para sopa buena la que hizo el hombre del tiempo de la 2 el otro día, mientras nos contaba lo del anticiclón de las Azores”
Señor que pasa por ahí: “El tiempo está loco. Y la culpa, de Zapatero”.

1 comentario:

Ja dijo...

Yo sólo creo en el tiempo según lo pronostica la niña de Rajoy, que sabe idiomas y está muy preparada.

Resultado encuestas



Conclusiones anteriores:
- no podríamos trabajar sin internet, y uno de nuestros lectores es un router...
- todo el mundo miente...
- nadie da ni chapa
- el 11.11% de la población es celíaca y que otro 11% no ha probado las croquetas...
- Epi es un plátano y el 25% de los lectores no tenían tele de pequeños
- Los ciegos navegan por internet a base de golpes y son unos cyberludópatas.
- Sakozy se pone hasta las patas