miércoles, 27 de febrero de 2008

Sección cocinillas: Sándwich Tasmano

Hola a todos,

Con esta entrada, estreno la que sin duda será una de las secciones más populares de este, nuestro blog: la de recetas de cocina.
Para comenzar, me complaceré en ofreceros una receta de la familia Hey, el Sándwich Tasmano.


Ingredientes:

Pan de molde
Mostaza
Carne en lata, a ser posible de la marca Tasmana "El Paleto Joe", una por comensal


Preparación:

Macérese el pan de molde durante tres días en un ambiente húmedo, a no más de cinco grados centígrados, por ejemplo una tienda de campaña plantada en la tundra austral o un congelador industrial sito en una ciénaga.
Es imprescindible así mismo que la mostaza y las latas de carne en conserva hayan permanecido durante al menos tres días a una temperatura inferior a los cinco grados centígrados.
Ábranse las latas de carne con algún objeto metálico punzante, nunca un abrelatas. En caso de que las latas estén equipadas con "abrefácil", destrócese previo uso.
Úntese con la mostaza semi congelada el pan macerado.
Córtese la carne en lata con algún objeto romo, de forma que los pedazos sean irregulares y tengan aspecto de haber sido encontrados en el interior de la caseta de un perro ahíto.
Distríbuyanse los pedazos cortados sobre el pan untado, de manera que las vetas de grasa y conservante en estado sólido que surcan la carne sean visibles una vez cerrados los sándwiches.


Consejos adicionales:

Este plato es ideal para ocasionar rupturas de pareja, intoxicación alimentaria y desazón en general. Es aconsejable que los comensales hayan vagado por algún páramo helado varios días antes de la degustación; así mismo es clave, para un cabal disfrute, que los comensales tengan en perspectiva seguir vagando por ese mismo páramo durante varios días.
Como recomendación final, este sánwich debe servirse con vinos de la Provenza de principios de los años 90, pues el material con el que están hechas las botellas de estas añadas las convierte, una vez rotas, en aceptables armas blancas en caso de querer agredir al cocinero, a los otros comensales, o a uno mismo tras la ingestión del plato.


La familia Hey se caracteriza por el interés demostrado hacia los platos exóticos


Voila, bon apetit!

4 comentarios:

Javi dijo...

Estoy seriamente decepcionado con el contenido en calorías de esta receta. No se puede llegar a crecer como persona sin más calorías. Sugiero añadir algún animal de alcantarilla o cloaca para mejorar la receta.

Su. dijo...

Donde estén los bocatas de panceta con callos pa desayunar que se quite lo demás. Aupa la panceta!!

Esteban dijo...

impactante documento, pero yo sigo prefiriendo el sandwich de almóndigas de chino (lease, de tienda china) en su propia lata. exquisito, de gurmé

ludovico dijo...

Tengo serias dudas de si este plato puede estar aceptado por la sanidad pública. Seguramente era un plato típico de civilizaciones como la Atlante.

De todas formas, interesante plato que podría compararse a las hamburguesas en lata en una próxima entrada de la sección cocinillas.

Resultado encuestas



Conclusiones anteriores:
- no podríamos trabajar sin internet, y uno de nuestros lectores es un router...
- todo el mundo miente...
- nadie da ni chapa
- el 11.11% de la población es celíaca y que otro 11% no ha probado las croquetas...
- Epi es un plátano y el 25% de los lectores no tenían tele de pequeños
- Los ciegos navegan por internet a base de golpes y son unos cyberludópatas.
- Sakozy se pone hasta las patas