lunes, 7 de abril de 2008

Qué hay detrás de la máquina de café...


Pues sí, las máquinas de café esas que nos salvan la vida necesitan su mantenimiento y sus mimitos. Seguramente, sobretodo los informáticos, pensarán que estas máquinas llevan un software mágico, que adivina nuestros anhelos y es capaz de ofrecernos consuelo cuando lo necesitamos.
Gracias a la cámara, alojada justo en la ranura de las monedas, es capaz de capturar los rasgos más característicos del cliente, que ansía cafeína, y de caracterizarlo dentro de los perfiles programados. La programación de estosperfiles ha sido un trabajo de investigación muy duro, pero finalmente el becario del departamento de IT consigió estas 5 categorías:
1) El informático desesperado: Largo de café, con mucha azúcar, con mucho de todo. Se toma unos 15 cafés al día, y ya los jueves va mezclandolos con Valium, pa compensar.

2) La secretaria: Corto de café, con sacarina, con leche descremada. Es buena clienta, sobretodo porque suele transportar cafés para jefes, y demás. Vienen acompañadas de un accesorio específico para transportar cafés de máquina.

3) El becario resacoso: Café largo a base de posos, sin leche y sin azúcar, total le va a dar igual. Suele gorronear los cafés, pero es que le pagan una mierda y curra un montón de horas. No es buen clienteporque si la cosa se pone mala puede tirar de termo y ni se despeina.
4) El comercial: Sin cafeina, ya está bastante atacado, sin azucar, que tiene que caber en el traje. Toma un trago, lo tira, y sale corriendo a fumar. Era el mejor cliente antes de que prohibieran fumar en el centrode trabajo, pero ahora, bebe sin ganas.

5) El otro: Sin cafeina, sin azucar, sin colorantes, sin conservantes, el típico que se pide un poleo, uno al dia, sin excederse, vamos que no es el cliente del año. Por eso la máquina está programada para tragarse sus monedas...

Pero la realidad supera a la ficción. Y la realidad es que el señor encargado del mantenimiento de las máquinas ajusta de forma manual las cantidades de café, *leche* y otros. Sólo espero que acierte a la primera y que no ingiera más de una unidad de cada tipo (sobretodo que tenga cuidado con el mocachino), por su salud, y la de sus hijos y señora,que cualquiera le aguanta en casa después de un duro dia de trabajo.

2 comentarios:

ludovico dijo...

¿Y quien prueba el té? ¿A gusto de quién está? porque su sabor no se parece en nada de una máquina a otra, y eso que básicamente es el mismo producto con similar agua.
Yo lo he meditado mucho tiempo, y me voy a pasar al consomé.

PALOMA dijo...

Te has olvidado del chocolate, o eso es lo que pone en la casilla...¿qué es?¿a qué sabe?¿de dónde viene?¿dónde irá cuando te lo tomes?¿quién se lo toma?

Resultado encuestas



Conclusiones anteriores:
- no podríamos trabajar sin internet, y uno de nuestros lectores es un router...
- todo el mundo miente...
- nadie da ni chapa
- el 11.11% de la población es celíaca y que otro 11% no ha probado las croquetas...
- Epi es un plátano y el 25% de los lectores no tenían tele de pequeños
- Los ciegos navegan por internet a base de golpes y son unos cyberludópatas.
- Sakozy se pone hasta las patas